Inicio » Inspírate » Reportajes » Una noche perfecta

Una noche perfecta

Lee la interesante columna de sexualidad de Ángel Guilarte de Lilly Ann sobre los mitos y verdades del sexo.

dv2174029-baja

Felicidad, ansiedad, temor… La noche de bodas es un acontecimiento inolvidable para cualquier mujer y, así como la ceremonia de matrimonio, ese instante debe ser perfecto.

MITOS (Llegar virgen al matrimonio) vs REALIDADES (Probar antes del matrimonio)

Tradicionalmente se entendía la primera noche de recién casados como el inicio de la vida sexual; sin embargo, la sexualidad de la pareja comienza mucho antes, pero no por eso olvidaremos darle la importancia que merece a esta noche, ya que será la primera vez que estés con esa persona como marido y mujer. Con papeles firmados y todo.

En la actualidad, muchísimas mujeres tienen su “primera vez” siendo aún solteras. Ellas  pierden su virginidad con sus novios o parejas, es por ello que las madres de ahora aconsejan a sus hijas desde temprana edad, sabiendo que cada día son más las adolescentes que tienen relaciones desde el noviazgo. Y hoy en día, el hombre acepta cada vez más el hecho de que su mujer no llegue virgen a su primera noche. Recuerden que la educación sexual hace que las personas tengan más y mejor sexo, y menos problemas indeseados como embarazos, enfermedades, etc.

Igual, para muchas mujeres continúa siendo tema el llegar o no virgen al matrimonio, bien sea por la educación sexual que han tenido y la más dominante, la religión; pero tranquilas, eso solo lo sabrás tú y la persona con la que estés en la intimidad.

Considero, basándome en experiencias cercanas que siempre debe existir la comunicación expresada en todos los sentidos, es decir, conocer a mi pareja lo máximo posible para luego, entre los dos, decidir si verdaderamente lo que se quiere es la unión conyugal o no. Para dar este paso deben ser íntimos amigos, tener la confianza suficiente entre los dos y para eso debe existir SEXO. Compartir en matrimonio con quien amas, respetas y deseas es lo mejor que puede pasar en una relación.

Si no han tenido relaciones sexuales entre ellos dos y tampoco las han tenido con otros, lo que provoca una cierta inexperiencia e ingenuidad, se pueden anticipar incluso grandes fracasos y frustraciones en esa primera noche que debía ser “la mejor”. ¿Qué hacer entonces?

Llegues o no virgen al matrimonio, es importante que sigas algunos consejos que te dejo a continuación para que tu noche de bodas sea verdaderamente fenomenal, olvidándose de los clichés, cuentos y vivencias ajenas. Solo deben preocuparse por las emociones que surgen en este día.

Aunque sea una de las fiestas más importantes de su vida, traten de moderarse en el consumo de alcohol o de actividades, sin dejar de lado la diversión, para que aún tengan energía para el momento especial.

El lugar donde se amarán debe ser tranquilo y muy íntimo. Los besos, caricias y abrazos previos no deben faltar, el hombre deberá ser tierno con su pareja, esto la irá relajando. Prueben diferentes formas de obtener placer, usen sus bocas, sus lenguas  y  localicen los puntos eróticos de cada uno; estos son buenos recursos para disminuir las tensiones.

Los juegos previos con besos y caricias antes del “momento pleno” son imprescindibles. Ayudarán a la pareja a ir suavizando la ocasión, ya que la excitación que producen estos juegos logra que la vagina lubrique, lo que provocará que la penetración resulte fácilmente. Para llegar al éxito esperado, hay que recordar y aplicar siempre dos claves fundamentales: la primera, dejarse llevar por las sensaciones y el placer,  la segunda, todo con calma, poco a poco, sin prisas, disfrutando cada segundo. Haciéndolo así, la mujer no tendrá dolor.

Recuerden que hay muchas primeras veces hasta alcanzar una penetración completa. Ármense de paciencia, no todas las mujeres tienen los mismos tiempos; lo esencial es  engancharse, acoplarse, para que los dos se sientan  a gusto y estén bien encaminados. No deben olvidar que es muy importante, que cuando el hombre vea a su pareja por primera vez, vestida con una sexy y linda lencería, sentirá deseos de lanzarse y poseerla. Eso no es aconsejable, porque actuando así  podría lastimar su autoestima, su confianza en él, que es su pareja, y acabar con el ambiente romántico, dejando una huella de arrebato.

Para los que van a casarse, acudir donde un ginecólogo un mes antes es lo indicado, él les aconsejará de acuerdo a su salud, edad y estado en general, las recomendaciones a seguir, los anticonceptivos o los métodos preventivos indicados. Si no previnieron con suficiente anticipación, es conveniente que pasen por una farmacia antes del encuentro sexual y proveerse de algún anticonceptivo;  eso les evitará muchos dolores de cabeza si es que ambos no desean aún que ella quede embarazada.

Aunque es muy poco tiempo lo que la tendrás puesta, la lencería es una pieza clave y fundamental. A los hombres les encanta ver el regalo envuelto de una manera elegante y muy sexy, es por eso que debes elegir con dedicación una linda, sensual y cómoda lencería, la cual no siempre debe ser de color blanco. Sé creativa, distinta y ¡vístete para el sexo!

Traten que el ambiente sea confortable e impecable, con aromas neutros y si es de su gusto, fondo musical, media luz. Siempre sugiero usar sábanas blancas y olores suaves que despierten la sexualidad como la canela o sándalo. Las flores además de ayudar a decorar, también forman parte importante en la habitación para activar el romanticismo; mis preferidas para el momento son las rosas, todas del mismo tono, si quieres ser sutil puedes optar por blancas o rosadas, si quieres ponerle un toque más erótico, inclínate por rosas rojas.

¡Diviértanse! Quitarse el vestido de novia puede ser toda una aventura extrema, así que traten de hacer comentarios divertidos y sensuales mientras se desvisten. No dejen que la desesperación arruine el momento. Invita a tu pareja a que destape su regalo de matrimonio, debes ir dándole instrucciones de cómo ayudarte a quitar el vestido no dejando de ser sexy y diciéndole cositas calientes.

Admira: A tod@s nos gusta que nos piropeen, más aún en nuestra primera noche juntos como casados, expresa tu admiración hacia esa persona que amas y deseas, a ellas les encanta escuchar lo hermosas que lucen con su lencería de lujo que han escogido para su gran noche, la belleza que irradia. Ellos no se quedan atrás, les fascina que le digan lo guapos que se ven.

No queda más que desearles muchos años juntos llenos de mucho amor y prosperidad.

Recuerden amarse, quererse y respetarse a ustedes mismas.

No  hagan responsable a nadie de su orgasmo y sean infinitamente felices.

Ángel Guilarte Díaz

Lilly Ann

www.lillyannstore.com